Jorge Luis Borges: 16 irónicos consejos sobre cómo NO debes escribir

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (10 votos | promedio: 4,60 )
Loading...

En 1964 la revista francesa l’Herne decidió hacer un número especial dedicado a Jorge Luis Borges, en el que el escritor Adolfo Bioy Casares, escribió que años atrás, entre Jorge Luis Borges, Silvina Ocampo y él mismo, pensaron escribir un relato a seis manos ambientado en Francia, cuyo protagonista hubiera sido un joven escritor de provincias. Y aunque el relato no llegó a culminarse, quedó un texto escrito por el propio Jorge Luis Borges, donde escribe una irónica lista de 16 consejos, sobre lo que un escritor debe evitar al escribir. Aquí los mostramos.

Podría Interesarte ►Charles Bukowski: Cuatro poemas dedicados a jóvenes escritores

Los jóvenes Jorge Luis Borges y Bioy Casares

Los jóvenes Jorge Luis Borges y Bioy Casares

En literatura es preciso evitar:

1. Las interpretaciones demasiado inconformistas de obras o de personajes famosos. Por ejemplo, describir la misoginia de Don Juan, etc.

2. Las parejas de personajes groseramente disímiles o contradictorios, como por ejemplo Don Quijote y Sancho Panza, Sherlock Holmes y Watson.

3. La costumbre de caracterizar a los personajes por sus manías, como hace, por ejemplo, Dickens.

4. En el desarrollo de la trama, el recurso a juegos extravagantes con el tiempo o con el espacio, como hacen Faulkner, Borges y Bioy Casares.

5. En las poesías, situaciones o personajes con los que pueda identificarse el lector.

6. Los personajes susceptibles de convertirse en mitos.

7. Las frases, las escenas intencionadamente ligadas a determinado lugar o a determinada época; o sea, el ambiente local.

8. La enumeración caótica.

9. Las metáforas en general, y en particular las metáforas visuales. Más concretamente aún, las metáforas agrícolas, navales o bancarias. Ejemplo absolutamente desaconsejable: Proust.

10. El antropomorfismo.

11. La confección de novelas cuya trama argumental recuerde la de otro libro. Por ejemplo, el Ulysses de Joyce y la Odisea de Homero.

12. Escribir libros que parezcan menús, álbumes, itinerarios o conciertos.

13. Todo aquello que pueda ser ilustrado. Todo lo que pueda sugerir la idea de ser convertido en una película.

14. En los ensayos críticos, toda referencia histórica o biográfica. Evitar siempre las alusiones a la personalidad o a la vida privada de los autores estudiados. Sobre todo, evitar el psicoanálisis.

15. Las escenas domésticas en las novelas policíacas; las escenas dramáticas en los diálogos filosóficos. Y, en fin:

16. Evitar la vanidad, la modestia, la pederastia, la ausencia de pederastia, el suicidio.

Octavio Paz Jorge Luis Borges y María Kodama en la capilla del Palacio de Minería, 1981.

Octavio Paz Jorge Luis Borges y María Kodama en la capilla del Palacio de Minería, 1981.

Jorge Francisco Isidoro Luis Borges Acevedo, conocido como Jorge Luis Borges (Buenos Aires, Argentina, 24 de agosto de 1899 – Ginebra, Suiza, 14 de junio de 1986) Poeta, Narrador y ensayista. Considerado una de las máximas luminarias del siglo XX.

Escribió Ficciones, El Aleph, El libro de Arena, entre Otros. Su primer libro de poesía Fervor de Buenos Aires (1923), escrita a los 24 años, fue una edición hecha por el mismo autor, con una tira estimada de 300 ejemplares.

Mucho se ha hablado sobre por qué no recibió el Premio Nobel de Literatura, tras ser nominado por casi treinta años. En una entrevista al autor sobre este tema dijo ” Yo francamente no deseo el Premio Nobel. Los suecos son muy sensibles. Tienen toda la razón. ¿Quién soy yo para compararme con Neruda, con Kipling, con Bernard Shaw, con Bertrand Russell, con André Gide, con William Faulkner? Nadie, evidentemente. Creo que los suecos están en lo correcto. Además, es una especie de ritual bien establecido. He perdido la cuenta de los años: me prometen el premio cada año, se lo dan a otro y ya sé cómo es la cosa. Es un ritual que se repite a sí mismo. Ahora es un hábito del tiempo.”

Podría Interesarte ►El mejor ensayo sobre poesía en una Carta de Octavio Paz

Deja un comentario aquí :)
j orge gazali dice:

J.L.BORGES ESTABA MAS ALLA DEL BIEN Y DEL MAL.NO TENIA BERRINCHES PORQUE NO LE DABAN EL NOBEL DEL CUAL DIJO ESUN CHISTE SUECO.CONCIENTE DE LO QUE RECONOZCO COMO UN ACTO FALLIDO,PERO EL CONCIENTE QUE EL CRUCE DE LOS ANDES LE COSTARIA EL NOBEL,ACTUO POR CONVICCION,Y ESO ES LO QUE VALE.HAY UNA LENGUA MUDIAL BORGEANA.

eduardo dice:

no es de Borges, el mismo falsario que “Instantes” el de la norteamericana.

Domingo Vivanco dice:

La falsa modestia de Borges. cada año hacía unos berrinches espantosos cuando se daba a conocer el ganador del Nobel. Hacía su berrinche y, de inmediato, trataba de justificar por qué se lo habían dado a X y no a él.

Pero se hacía tonto. Sabía muy bien por qué no se lo iban a dar jamás. Sabía que haberle hecho la barba a Pinochet y a la junta asesina que gobernaba en Argentina era algo que no se el perdonaría jamás. Bien merecido tenía no ganar.

Pedro Luis Ramírez dice:

El estilo, la redacción, el ritmo no parecen ser de Borges, tal vez son resúmenes, interpretaciones o paráfrasis. Las chispas permanecen ocultas, no destellan, no encandilan, no parecen de Borges.

octavio escalante dice:

Tu comentario sí parece de Borges, y no lo es.

Carmen dice:

Touche!

Juan GT dice:

De acuerdo con el comentario.
No parece Borges.
Si no lo parece, no lo es.
En definitiva.

ricardo vesga acevedo dice:

Excelente publicacion
Para los que gustamos de la literatura

Jose Manuel armas galindo dice:

Se dice que sus ligas con Pinochet y los mandos militares que gobernaron Argentina le cerraron el paso hacia la obtención del Premio Nobel.

carlos marin dice:

excelente articulo, lleno de humos y de valiosa información.