Agua Sexual: Un impresionante poema de Pablo Neruda

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 votos | promedio: 5,00 )
Loading...

Pablo Neruda es uno de los poetas chilenos más destacados del siglo XX y uno de los más reconocidos en lengua española. Ganador del Premio Nobel de Literatura en 1963.

Conocido masivamente por uno de sus primeros poemarios: Veinte poemas de amor y una canción desesperada, Neruda luego de ese poemario escribiría decenas de libros que expanderían su obra en diferentes tonos y  temas. Uno de sus poemarios más destacados (y para muchos, el mejor) es el libro Residencia en la Tierra,  publicado en 1935 y donde juega con tonos surrealistas y metafísicos, sin duda un poemario que confirmó una vez más el talento enorme de este escritor y que lo puso en lo más alto de la poesía latinoamericana de su época.

De este libro hemos recogido el poema ‘Agua Sexual’ un poema que destaca entre todos por su velocidad, su carácter surrealista y su tono visionario. Un poema que demuestra una vez más el impresionante talento de uno de los más reconocidos poetas latinoamericanos del siglo XX.

Podría Interesarte ►7 poemas de César Vallejo

En el extremo izquierdo César Vallejo, delante de él Nicolas Guillen, y en cuclillas (con saco y corbata) Pablo Neruda, en el II Congreso Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura, julio de 1937, España.

En el extremo izquierdo César Vallejo, delante de él Nicolas Guillen, y en cuclillas (con saco y corbata) Pablo Neruda, en el II Congreso Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura, julio de 1937, España.

Agua sexual

Rodando a goterones solos,
a gotas como dientes,
a espesos goterones de mermelada y sangre,
rodando a goterones,
cae el agua,
como una espada en gotas,
como un desgarrador río de vidrio,
cae mordiendo,
golpeando el eje de la simetría, pegando en las costuras del
alma,
rompiendo cosas abandonadas, empapando lo oscuro.

Solamente es un soplo, más húmedo que el llanto,
un líquido, un sudor, un aceite sin nombre,
un movimiento agudo,
haciéndose, espesándose,
cae el agua,
a goterones lentos,
hacia su mar, hacia su seco océano,
hacia su ola sin agua.

Veo el verano extenso, y un estertor saliendo de un granero,
bodegas, cigarras,
poblaciones, estímulos,
habitaciones, niñas
durmiendo con las manos en el corazón,
soñando con bandidos, con incendios,
veo barcos,
veo árboles de médula
erizados como gatos rabiosos,
veo sangre, puñales y medias de mujer,
y pelos de hombre,
veo camas, veo corredores donde grita una virgen,
veo frazadas y órganos y hoteles.
Veo los sueños sigilosos,
admito los postreros días,
y también los orígenes, y también los recuerdos,
como un párpado atrozmente levantado a la fuerza
estoy mirando.

Y entonces hay este sonido:
un ruido rojo de huesos,
un pegarse de carne,
y piernas amarillas como espigas juntándose.
Yo escucho entre el disparo de los besos,
escucho, sacudido entre respiraciones y sollozos.

Estoy mirando, oyendo,
con la mitad del alma en el mar y la mitad del alma
en la tierra,
y con las dos mitades del alma miro al mundo.

y aunque cierre los ojos y me cubra el corazón enteramente,
veo caer un agua sorda,
a goterones sordos.
Es como un huracán de gelatina,
como una catarata de espermas y medusas.
Veo correr un arco iris turbio.
Veo pasar sus aguas a través de los huesos.

Pablo Neruda y Nicanor Parra felices de la vida y de las hormigas

Pablo Neruda y Nicanor Parra felices de la vida y de las hormigas

Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto – Pablo Neruda (Parral, 12 de julio de 1904 – Santiago, 23 de septiembre de 1973). Considerado uno de los más grandes poetas latinoamericanos del siglo XX. Ha escrito Veinte poemas de amor y una canción desesperadaCanto General, Memorial de la Isla Negra, Incitación al Nixonicidio y alabanza de la revolución chilena, Confieso que he vivido, entre otros.

Pablo Neruda es probablemente el autor latinoamericano más estudiado, difundido y reproducido del siglo XX. De él dijo Harold Bloom ‘Ningún poeta del hemisferio occidental de nuestro siglo admite comparación con él’. Y ‘el más grande poeta del siglo XX en cualquier idioma‘, García Márquez. Recibió el Premio Nobel de Literatura en 1963 «por una poesía que con la acción de una fuerza elemental da vida al destino y los sueños de un continente».  Falleció de Cáncer de próstata en 1973.

Lee también ►Nicanor Parra: Tres grandes poemas

 

Deja un comentario aquí :)
para mi... farewell y los sollozos.... me encanta.... me llena el alma...es mi preferido... dice:

leer el poema 20 por enésima vez es toda una religión… pero hay una fantasía en farewell, que me hace leerlo y asimilarlo cada vez mejor…. me pasa lo mismo cuando releo ficciones de borges…y cuando termino de releer a víctor hugo… …. soy un poco de diógenes, san francisco, cabral y la madre teresa …. la plata no me interesa…soy muy, pero muy feliz, cuando termino de releer a esos grandes… anatole france, dumas, tolstoi, stendhal, horacio…. mi alma incorregible de cigarra solamente aspira a eso….

irma nilda dice:

Amé a Neruda en mi adolescencia y hoy con miles de años encima aún lo sigo amando Gracias por enviar este maravilloso poema